Introducción a la cooperación, concepto, evolución del desarrollo, y alternativas

Para hablar de cooperación internacional, es esencial entender el concepto de “desarrollo” y que se entiende por desarrollo hoy en día. Esto quiere decir, hablar indirectamente del coste socio- económico de la inversión sin ética y la economía de la sobreproducción. Al igual que la carencia en la legislación sobre la responsabilidad social de las empresas para con el medio ambiente y la sociedad.

Pues si bien la DRAE define el “desarrollar” como “Dicho de una comunidad humana: Progresar o crecer, especialmente en el ámbito económico, social o cultural”, mucho parece haberse olvidado “la sociedad” (y quienes la gestionan), de lo social y cultural.

Focalizar en el desarrollo tomando en consideración el PIB de un país, significa considerar la magnitud macroeconómica por encima de la microeconómica, lo que no es realista, pues la medición del comportamiento de cada agente económico, está directamente relacionado con su desarrollo y la desigualdad social.

 

ciclo-economico

Así se viene midiendo el “desarrollo” mundial, desde la visión occidental, clasificando como “áreas subdesarrolladas” a “aquellas regiones cuyo nivel de renta y empleo está por debajo del de las áreas más prósperas”. Como si esa prosperidad a la que se hace referencia no estuviera teniendo efectos en el conjunto de la población mundial.

Cabría pues, hablarse de postdesarrollo[1] e iniciar dicho análisis desde una perspectiva reformadora, dejando atrás la teoría de la modernización, la teoría de la dependencia, las críticas al desarrollo, el discurso cultural, y la visión neoliberal de la economía y sociedad.  Y plantearse alternativas como el desarrollo sostenible y el desarrollo humano, además de la promoción de la autonomía, la diversidad de conocimiento y las economías alternativas.

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

La humanidad, ha vivido durante siglos sin miles de las necesidades que se han creado en las últimas décadas y a su vez, ya existen problemas para satisfacer necesidades energéticas básicas como el servicio de luz y/o agua[2].

La crisis ambiental  y ecológica, evidencia que los marcos de desarrollo existentes son inestables. El pensamiento “micro” en términos de contaminación, impacto medioambiental y en la huella ecológica de nuestras acciones, están generando un impacto en aquello que queremos mantener.

uso-mundial-internet-hora-blog-hostalia-hosting

La pérdida de la biodiversidad es responsabilidad de los gestores internacionales y está generando consecuencias en la producción alimentaria, afectando a los desplazamientos de refugiados climáticos. Las implicaciones sociales en la extracción de petróleo y reducción de combustibles fósiles, por ejemplo, ha generado que  5.000.000 personas tengan problemas para satisomente hemos mencionado, hasta ahora se ha estado dando por supuesto que no existe “progreso” social sin el aumento del PIB. Es imprescindible replantearse este modelo desde la teoría critica, considerando “la falta de humanidad” en la toma de decisiones y las consecuencias derivadas de esta. Es necesario un modelo decolonialista, de rechazo al modernismo como marco cultural de referencia.

No podemos girar la cabeza al preguntarnos las causas de la desigualdad ni entenderla como “simples gastos de producción” de las relaciones productivas. Generar un producto implica costes, y en este caso, deberíamos focalizar en el impacto que tiene el proceso produtivo a nivel social, además del desequilibrio entre sectores productivos y la falta de gobernanza en muchas de las acciones implicadas en el mismo.

Es necesario diferenciar entre las “necesidades” de dicha filosofía de producción y la necesidad que su implementación genera: considerando que el modelo económico en el que nos encontramos ha de aumentar la inversión en gasto social debido a su propia impacto (negativo) en el resto de la humanidad.

ALTERNATIVAS Y EJEMPLOS DE VIABILIDAD.

Los proyectos de cooperación internacional pueden ser una alternativa a esta perspectiva (o no) según se gestionen.

Entendiendo que “el crecimiento económico, no debe ser el fin sino el medio, que facilite el desarrollo humano” fue como enfrentamos el proyecto que llevamos a cabo “en terreno”.  Pero formar en desarrollo sostenible a un grupo de voluntarios que teniendo formación académica se enfrentaban por primera vez a los desafíos del estilo de vida de “países en vías de desarrollo”, fue el primer reto.

Además de ligar la práctica social a la concienciación de la población como eslabones imprescindibles de movimientos sociales que impulsen el cambio de modelo camino al postdesarrollo.

El enfoque debía ser desde la educación holística, entrenando al equipo en la toma consciencia sobre un contexto de trabajo transversal, que permitiera a todos los individuos involucrados generar una relación de cooperación armoniosa, que facilitara la consecución del avance hacia una comunidad sostenible y por tanto, los objetivos del proyecto.

El primer punto era la sensibilización, el compromiso de los voluntarios y las garantías tanto personales como profesionales que el proyecto les aportaría. Además del impacto social, un término más adecuado que esos conceptos obsoletos y asistencialistas que a veces se barajan.

Que las ONGs locales celebrasen como una victoria “tomarse en serio la AOD” porque supone catalogar la ayuda oficial al desarrollo como política de Estado, muestra el compromiso del gobierno, independientemente de su ideología política, en la contribución en la lucha contra la pobreza. El 0,7% por imperativo legal, impermeable a los vaivenes de la economía.

Large crowd of people

Lo que no se ve de la cooperación es que no solo es una inversión por y para luchar contra la pobreza, tanto existe como objetivo el desarrollo del capital humano no para el sistema económico en sí, sino para la autosatisfacción de los mismos, el autoabastecimiento y el aumento de la productividad de los profesionales, si se quiere analizar desde el punto de vista económico.

Además, se crea conciencia social, y futuros donantes, que después de haber vivido los desafíos del “terreno” son capaces de percibir, lo que “10 euros” pueden representar en los países en vías de desarrollo.

En cierto modo, podría promover la independencia para con el modelo de desarrollo que actualmente lidera el contexto mundial o el que percibimos. Así mismo, se genera un valor añadido en los voluntarios, que adquirirán habilidades que aumentaran su valor como profesionales en el país de origen. Es decir, la misma acción de cooperación, tendrá un impacto en términos de crecimiento y empleabilidad.

 

 

Referencias:

[1]El desarrollo (de nuevo) en cuestión: algunas tendencias en los debates críticos sobre capitalismo, desarrollo y modernidad en América Latina” Arturo Escobar

[2] “Caminar sobre el avismo de los limites. Politicas ante la crisis ecológica, social y económica”. Ecologistas en Accion, 2017. ISNB 978-84-947850-0-9

[3] Caminar sobre el avismo de los limites. Politicas ante la crisis ecológica, social y económica”. Ecologistas en Accion, 2017. ISNB 978-84-947850-0-9

[4] https://www.eldiario.es/desalambre/Reino-Unido-paradigma-gestionar-desarrollo_0_368513808.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s