Persona y Paciente

“Muchxs profesionales os vais, y aquí hay mucho por hacer”. Recuerdo perfectamente esas palabras que mi hermana me dijo después de volver a “casa” tras más de cinco años viviendo en el extranjero.

La verdad es que cuando la situación económica te empuja a migrar y sientes que te has ganado la oportunidad de construirte profesionalmente fuera, el CHOQUE DE CULTURA INVERSA al principio te bloquea. En mi caso, entendí que mi vuelta no era más que un nuevo desafío en el que debía focalizar.

Desde entonces cumplí uno de mis sueños: Publicar mi primer libro La geometría social y sus variables: Economía, Justicia y Evolución (social) y sin duda, poder generar el impacto al que mi hermana se refería. Cuando pierdes el miedo, lo único que encuentras es lo mejor de ti misma.

A través del análisis comparado de la realidad que encontraba en las intervenciones sociales en el ámbito sanitario en Inglaterra, y ahora en España, entendí que había cosas que debía traer aquí y trabajar para implementar (al igual que en mi tiempo fuera lo hice a la inversa).

La defensa de los derechos humanos es algo normalizado y aceptado socialmente en el Reino Unido (o al menos, a mi parecer) y la dignificación de la persona un valor indiscutible. Por ello, supe que era lo que “habia que hacer aquí”: Trabajar por garantizar el acceso a la información de las personas-pacientes y realizar una labor de incidencia política y social.

_100017533_c7e4625f-c634-48cc-8a16-5c3be5b6eec4

“Persona y Paciente” es un proyecto en el que se recalca, que primero somos personas antes que pacientes. Primero tengo derecho a ser tratada con respecto, sin ser juzgada o valorada según unos valores o ideología y, una vez reconocida mi dignidad como persona, solo entonces, se me debe tratar como paciente y consecuentemente facilitar la información sobre mi diagnostico, tratamiento, etc. tal y como establece la Carta de Derechos y Deberes del Sistema Sanitario de Andalucía en su tercer apartado:

SAS_cartel_derechos

Este punto de partida, aplicado al ámbito de las migraciones (recordemos que yo al igual que más de 800.000 españoles fuimos y seguimos siendo migrantes) y a la sociedad de acogida es lo que se quiere tratar.

La España de los 90´ ya pasó. La realidad de este país ha cambiado, al igual que nosotras hemos cambiado con ella y es necesario poner en valor la defensa y la implementación practica de la garantía de derechos. No existen dos realidades, ni cuatro. Existe un conjunto social que debe promover la evolución del mismo y eso se extrapola a nivel social, pero también profesional.

El personal sanitario (al igual que muchas otras profesiones) tiene un código deontológico que ha de cumplir dejando en la puerta la ideología. Nuestro trabajo, especialmente en los servicios públicos, respresenta a un Estado y a un sistema de bienestar.

Persona y paciente es un proyecto que nos quiere llevar a la reflexión. Un proyecto que genere desarrollo sostenible a nivel económico, social y ambiental.

Sin duda, si queremos una sociedad más evolucionada (mejor) debemos de analizar y ver, que está en nuestra mano y qué no. Y cada una de nosotras, como personas, tenemos la obligación ética y moral de cambiar (a mejor) nuestra realidad.

78399101_1822930844518192_675045507470458880_n

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s